Entendiendo la danza

Entendiendo la danza

Entendiendo la danza

Antes de entender la danza como un producto destinado al entretenimiento, debe ser concebida como un fenómeno social y cultural que está en constante evolución, respondiendo a la transformación histórica del ser humano. Sin duda, la danza ha sido de gran aporte dentro del mundo cultural, ya que evidencia el pensamiento y comportamiento de distintas sociedades en un determinado momento histórico. 

Una de las definiciones básicas de danza es: “serie de movimientos del cuerpo, repetidos constantemente, al son de la voz o instrumentos musicales”; sin embargo, un concepto más profundo es el del bailarín y teórico Ramiro Guerra (1990) donde la describe como  “actividad cultural, ya sea dentro de un marco complejo y técnico, o dentro de las tradiciones anónimas populares. Es un arte como la pintura, la arquitectura, la música, producto de la actividad ideológica, que es parte de los procesos de cultura del hombre”.

La danza, desde su origen ha existido como una forma de narración con el fin de revivir o recrear momentos del pasado o como una representación de la realidad, ya se de forma objetiva o subjetiva como en cualquier arte. De tal forma, la danza objetiva busca poner en escena actividades de la cotidianidad; mientras que, la de carácter subjetivo está totalmente ligada a la parte emocional y se manifiesta de forma abstracta, por lo cual puede tener distintos significados para el público.

Desde una mirada histórica, durante la época primitiva la danza se practicaba como una recreación colectiva para la celebración de acontecimientos populares como bodas o nacimientos, uniendo a los grupos en multitudes para bailar incansablemente al son de cualquier instrumento. Es decir que, la danza siempre ha estado ligada a la cultura popular, demostrando el arte espontáneo de las sociedades. Hoy en día, la danza se manifiesta como el baile social que forma parte del entretenimiento de la vida cotidiana de las sociedades actuales, que además responden al esquema de la moda y las tendencias.

Sin embargo, a parte de la danza de carácter popular y cotidiana que sirve de entretenimiento para los distintos grupos sociales; están las danzas espectaculares (Guerra, 1990).  En este tipo de danza se han desarrollado formas artísticas y aparecen figuras como la del coreógrafo y la del bailarín; y se establecen las bases de un espectáculo teatral en donde ya existe un público interesado en prestar atención a dicha manifestación artística.  Dentro de este campo artístico de la danza, surge el rol del coreógrafo que busca crear un producto estético, donde el elemento principal es el movimiento y la puesta en escena.  

Cabe recalcar que la danza posee ciertos factores básicos que son la coreografía, el bailarín, la música y elementos plásticos o decorativos.  La coreografía es la organización de los movimientos en un tiempo y espacio determinado y tiene como creador individual al artista que recibe el nombre de coreógrafo y quien construye su propio sistema artístico.  Mientras tanto, el bailarín es quien expresa el movimiento, en el caso de las danzas recreativas el bailarín no tiene una formación; sin embargo la danza teatral y escénica tiene como protagonistas a bailarines profesionales que se han preparado tanto en la parte teórica como en la práctica.  

De esta forma, la música es el elemento acompañante que resalta cada uno de los movimientos, por lo cual se dice que la música está al servicio de la danza.  Por último, los elementos plásticos son recursos decorativos que diferencian a la danza del resto de actividades diarias. La danza folklórica utiliza recursos propios de la vestimenta de los pueblos como bordados, máscaras y trajes festivos; mientras que la danza teatral utiliza elementos como escenografía, iluminación y diseño de vestuarios para cada interpretación. 

Luego de haber presentado estos factores, se puede entender el proceso y los conceptos que están detrás de la danza.  Es primordial que todo bailarín, coreógrafo y apasionados comprendan que se trata de una carrera artística que ha evolucionado desde sus formas populares y teatrales, hasta ritmos modernos de bailes de salón como la salsa, el mambo y el tango, que son la razón de ser del World Latin Dance Cup.  

Fuente:  Guerra, R. (1990)  Apreciación de la danza en Ramiro Guerra.  Maracaibo, 1990. en http://anidin.com.ve/wp-content/uploads/2016/10/Guerra-Ramiro.-Apreciaci%C3%B3n-de-la-danza.pdf

Comparte

Deja un comentario

Entradas recientes

Sobre nuestro blog

Nos encanta bailar y compartir contigo toda la experiencia de este World Latin Dance Cup 2019